"Los políticos y los pañales se han de cambiar a menudo... y por los mismos motivos."

Sir George Bernard Shaw

viernes, 8 de febrero de 2008

Creo recordar que en Ciudadano Kane el protagonista dice más o menos la siguiente frase: “Podría hacer más promesas, pero estoy muy ocupado para mantenerlas.” Esto es una estupenda definición de la política española tal y como hoy la entendemos. Los partidos mayoritarios cada vez tienen una menor carga ideológica y se diferencian tan solo por pequeños matices, si excepcionamos los posicionamientos ante la lucha antiterrorista, por lo que deben recurrir a una especie de competición mercantil donde unos y otros pujan por nuestro voto con ofertas de lo más variopinto, sin contar en habitualmente con las necesidades reales de la nación. Un buen remedio para este mercadeo a mi juicio indecoroso sería que un notario levantara acta de todas y cada una de las promesas electorales con el fin de que la sociedad civil pudiera tras los comicios reclamar legalmente a las formaciones políticas el cumplimiento de las mencionadas promesas. Tal de esta forma evitáramos una escandalosa situación que a menudo se produce, no solo los triunfadores olvidan lo prometido sino que en el caso de cumplan la más mínima parte, habitualmente entra en contradicción con la política que durante los cuatro años precedentes habían puesto en práctica ellos mismos o bien en el caso contrario los que llegan de nuevas al poder mutan la que fue su campaña de oposición en la anterior legislatura.
Por otro lado, las listas cerradas convierten a los diputados de base, esto es, aquellos que rellenan candidaturas en auténticos brazos de madera que después de ser elegidos desaparecen de la actividad política para acudir a la cámara en las contadas ocasiones en que se precisa de su dedo para presionar un botón, ¡duro trabajo!. La reforma de la ley electoral impulsaría los valores democráticos al mismo tiempo que la circunscripción única eliminaría todas esas miserables formaciones de corte independentista a las que el bienestar de España le importan un carajo y aprovechan su ventajosa situación para hacer su particular agosto mediante el chantaje a los partidos nacionales, que precisan de sus “democráticas” actas para mal gobernar en minoría.
¡ Listas abiertas ya!
Circunscripción única y poder contractual de las promesas electorales.
Reforma de la ley electoral en beneficio de las mayorías.VIVA ESPAÑA

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y por qué no favorecer que haya minorías no nacionalistas? Darían un punto de vista distinto y menos egoista. ¡Abajo el límite del 5%!

lavin dijo...

SO CAPULLO, ¿CREES QUE NO SE QUE ERES TU?¿A QUIEN COÑO SE LE OCURRE METER UN COMENTARIO A ESAS HORAS?